jueves, febrero 22, 2007

Manantiales


Un manantial limpio refresca y serena aunque no se beba: basta su existencia


10 comentarios:

almena dijo...

Tienes razón. Fíjate, la sola imagen mental del manantial al leerte, ya resulta un pensamiento grato.
Basta su existencia. Sí.

Un beso!

Susy dijo...

A veces, muchas, mejor dejarlo intacto aunque se tenga sed.

botón dijo...

Dejarlo fluir, hacerse río...
Saludos

café cortado dijo...

¡Qué linda maneras de decir las cosas tienen, amigas! Me ha encantado eso de dejarlo intacto, fluir, hacerse río y que sea grato de imaginar...nos habla de la sed de naturaleza que tenemos, creo...ahhhhhh!!!!!!

pon dijo...

Hasta imaginarlo refresca la mente, y si conseguimos escucharlo, buah, ya es la bomba.

alida dijo...

Escucho el murmullo del agua y me nutre el alma

El Churruán dijo...

A mí, más que verlo, me refresca todavía más oírlo. Tengo la suerte de que en la ciudad donde vivo existe una cultura del agua muy arraigada, por el pasado árabe de la misma. Escuchar como borbotea un manantial es relajante para los sentidos.

Princessa dijo...

Es muy difícil ser libre de uno mismo… Es más, diría que es imposible.
Salu2

Bohemia dijo...

Su sola presencia ya refresca, es como una burbujita de oxigeno...

Besos

Noa- dijo...

El arrullo de su cantarina música es un bálsamo para las heridas del alma.

Saludos

ir arriba