viernes, mayo 18, 2007

Lugares


¿Por qué será que nos atamos tanto a los lugares? ¿Qué magia los habitan?


13 comentarios:

botón dijo...

Nos atan con los hilos invisibles de nuestro propio apego.
Saludos

pon dijo...

Porque tranquilizan y aseguran.

alida dijo...

La costumbre nos ata y nos dan miedo los cambios
Feliz fine

El Churruán dijo...

El lugar en sí cuenta, pero también las memorias ocurridas allí, y sobre todo las personas que los habitan.

susana dijo...

En venezuela, la gente, la atenciòn, el ambiente

TeoEterna dijo...

porque vivimos de olores, sabores, sensaciones que solo los lugares nos recuerda... en definitiva es el recuerdo el que nos ata a los lugares...

Bonita interrogante....

Pase a saludar
Me gusto mucho tu blog

peregrina dijo...

Caramba...no me siento atada a nada... sólo me ata por la fuerza esta computadora.
pero disfruto los aromas del jardín.

café-café dijo...

Creo que no es tanto el lugar como los momentos vividos que representan.

Cuando pasa que uno se muda, en el recuerdo todo tiene una disposición y es chocante ver cambiados la disposición, colores, o lo que sea.

Así, los hay que desearíamos ni evocar, y otros que llevamos prendidos con los mejores momentos.

JHWH dijo...

Vivimos "encantados" por el apego.

Leandra dijo...

Hay lugares que nos atan con un doble nudo: el de su encanto intrinseco y el de la familiaridad que van dejando en el aire los buenos momentos que alli se viven y las buenas personas con las que alli interactuamos.

Persio dijo...

Los genios del lugar se hacen presentes, y nos transmiten su algo.

Fer dijo...

tal vez la magia que nosotros mismos depositamos en ellos...
Recién llego al blog, me quedo leyendo...besos

Ciclopa dijo...

Porque el lugar esta adentro al igual que esa magia... Esta adentro del cuerpo. Entonces si uno la pasea ( a la magia) por todos los lugares, las calles se hacen complices de lo que sucede adentro de uno...

ir arriba