jueves, junio 07, 2007

LLavero infalible


Hablar de fútbol y tenis abre más puertas que un manojo de llaves


11 comentarios:

botón dijo...

Y a veces las cierra...
a causa del fanatismo que despiertan.

Saludos

alida dijo...

Y cuando abres te encuentras sorpresas
Un abrazo!!!

tatacatito dijo...

Siempre que lo hagas como cultura general, que lo es,y no para tener motivos para discutir o caldear ánimos, que hay muchas mejores causas para discutir.

café- café dijo...

Si vas en un viaje y no sabes de qué hablar, ahí tenemos un tema que, tratado civilizadamente, permite desde el lucimiento ante los varones por el hecho de que una mujer sepa de los clubes en que ha jugado Ronaldinho, por ejemplo, hasta opinar sobre el veto de la FIFA a los partidos internacionales en altura como en Bolivia.
Es entretenido, y me proporciona algo para romper el hielo con los niños, etc.
¡Prueben y verán!

Tanhäuser dijo...

Sí, porque hablar de Literatura o de Ciencia, más bien las cierra.
Besos

Xuravet dijo...

Prefiero los llaveros.
Saludos.

El Churruán dijo...

Jajaja a mí sólo me las abriría hablar de tenis, que me encanta (pero desconocía que fuera tema de conversación tan intenso, al menos por aquí). El fútbol no me gusta nada y se me nota, y como apenas sé, enseguida que digo algo me miran raro, con lo cual mejor callar :D Pero por algo le dicen "deporte nacional" en España, qué pesadez :D

Rocío dijo...

Muy buena reflexión. Y mira que yo siempre fui una forofa del fútbol, pero de estas de ir al campo a pegar berríos más fuertes que los hombres... pues ya le estoy cogiendo manía de tan pesaítos questán, tanto dinero que cobran, tan poquito que trabajan... El mercado del deporte está acabando con su esencia y con nuestro sentido común.

Un besote!

PAZ TRAVERSO dijo...

Me quedaria sin tema , no me gustan ni el tenis ni el futbol ....
! Que Lata ! pero tengo una habilidad " de sacar trote " a cualquier persona cuando quiero conversar .
Cariños

Gem@ dijo...

No es mi tema preferido ¿No vale hablar de html? :)

café- café dijo...

Me parece que esta idea no es aceptada por unanimidad. Creoq ue dependerá de las buenas o malas experiencias que cada uno tenga. Lo qu ees yo, ha sido motivo de puras cosas positivas. No discuto con nadie, pues no tengo un equipo del que sea fanática, y soy bien realista con nuestra Selección Nacional, ergo...ni un drama.
Ni se imaginan la admiración que provocamos entre los amigos de mi hijo al saber hablar de estos temas. Se acercan las generaciones de inmediato, me sirve para molestar a mi chico al criticar al equipo de sus amores. Siempre voy por el contrario y eso a él le gusta; nos reímos y yo hablo puras "leseras" (en Chile, tonteras, necedades, cosas de pocos alcances)
y siempre desea que veamos juntos el deporte que sea. Por algo será....

ir arriba