viernes, julio 06, 2007

Marte y Venus


Las mujeres miramos los diseños de las máquinas; los hombres, sus motores.


13 comentarios:

Noa- dijo...

Es por ello que los polos opuestos se atraen, y además se complementan.

Saludos

Bohemia dijo...

y eso es así desde que el mundo es mundo...

Besos

Juan dijo...

Yo me fijo en las dos cosas.

JHWH dijo...

Siempre hay excepciones que confirman la regla.
Hay poleo en tu alacena?
Saludos.

Alemama dijo...

No he entendido lo del poleo. ¿Qué será? acá poleo es una hierba olorosa, tipo menta.

JHWH dijo...

Talmente alemama, por aquí se toma como infusión normalmente. Es muy digestiva y bueno,... en vez de café, me apetecia una infusioncita.
Abrazos para todos.

alida dijo...

Tendríamos que ser muy detallistas
Un abrazo dulce

Renton dijo...

Puedo protestar como hombre que ni loco mira el motor...?

Pues eso, que protesto.

:D

Tanhäuser dijo...

Ni hablar. Como hombre protesto. No he mirado jamás un motor (a saber que habrá allí dentro).
Besotes

El Churruán dijo...

Hola Cafelito, qué gusto pasar de nuevo por aquí y tomarse un capuccino calentito. Pues yo debo ser raro porque me flipan las máquinas antiguas, sus mecanismos, pero de las modernas (coches, motos, ordenadores etc) sólo me interesa su lado funcional.

café- café dijo...

Ésta entrada me ha servido para hacer una mini encuesta. Me parece que no TODOS los hobres disfrutan ensuciándose con grasa de motores ni destapando celulares.

Churruán: ¡gusto de tenerte sano y salvo luego de tu "secuestro" no tan express!

Persio dijo...

Siempre hay que encontrar el intríngulis...

tatacatito dijo...

Nunca sé de qué color son las cosas, pero sí en la calidad de los componentes.

ir arriba